La industria del mueble y Cenia

Cenia y la industria del mueble

Desde la décadas de los mil novecientos cuarenta y mil novecientos cincuenta aparecen una serie de pequeños establecimientos industriales, herederos de carpinterías precedentes o bien fundados por personas que aprendieron el oficio estas. En una escala pequeñísima, empezaron a aplicar procesos industriales a la fabricación de muebles.

Es en la década de los sesenta cuando se hallan Pymes que han implantado procesos de fabricación, maquinaria y una organización de la producción que podemos estimar de forma plena industrial. Las primeras factorías desarrollan todo el proceso productivo desde la adquisición y secado de la madera hasta el acabado final del mueble.

En los años setenta las factorías se especializaron en las distintas unas partes del proceso de fabricación y venta de los muebles. Se comienza la nueva era en que las compañías de muebles marchan como «fábricas de montaje». La crisis general de los años setenta y ochenta hace que la mentalidad del ámbito cambie y una vez superada la implantación industrial en Cenia se afianza plenamente. En la actualidad el ámbito de la madera, el mueble y complementos ocupa prácticamente la totalidad de los trabajadores de la población y el ámbito se ha visto robustecido por los proyectos de localización en la Senia del Centro de Difusión Tecnológica del Mueble de Cataluña y la planta de tratamiento de restos de la madera.

La producción dominante es de mueble moderno y de diseño, destinados al mercado nacional y a la exportación al resto de Europa, Asia y América. Los datos de facturación anual de la zona le han transformado en la primera zona productora de mueble moderno de España y ramo del mueble de Cataluña. Últimamente la Generalidad de Cataluña ha reconocido esta larga tradición en la fabricación de muebles nombrando a la población Centro de Interés Artesanal de Cataluña en la fabricación de muebles.

Economía

A lo largo de años, la primordial actividad económica del ayuntamiento ha sido la agricultura, sobre todo los cultivos de secano como los olivos, viña y cereales. Desde los años treinta aparecen las primeras factorías de pinceles. En los años sesenta la construcción del cenagal atrae trabajadores inmigrantes del sur de la península. Con el tiempo, esa mano de obra, repercutirá en el desarrollo industrial de Cenia con Papeleras, factorías y tiendas de muebles, empresas de barandillas, transporte de mercancías y construcción.

Venden aceite como producto de gran lujo, extraído de sus olivos milenarios. Se llega a abonar quince euros por cada medio litro.